6 sept. 2015

AFTER OFFICE: PAN CON PAN, MANJAR DE LOS DIOSES

  • Chicas, ¿les puedo hacer una pregunta embarazosa?
  • Tranqui, Normi. Yo ya pasé la menopausia. No hay riesgo.
  • ¿Qué opinan de los “pansexuales”?
  • ¡No! Yo el pan lo largué hace rato. Y el sexo, ni te cuento.
  • No entendés nada, Esther. Ni sabés lo que es.
  • No sé. Me suena a “pan con pan, comida de zonzo”.
  • Tibio. Te estás acercando. Para los pansexuales, pan con pan puede resultar un manjar. Ellos rompen con los estereotipos y las barreras de identidad de género. Vale todo, como en la perinola.
  • Yo estoy perdida. Mareada. El otro día leía una lista de todas las variantes: heteroflexibles, bisexuales, poliamorosos, lesboflexibles, cysexuales masculinos, cysexuales femeninos, y la mar en coche. ¡Un bolonqui!
  • ¿Lo de la pansexualidad sería algo así como “todos con todos”?
  • Ponéle.
  • ¿Y si yo me enamoro de mi perro? ¿O de mi gato?
  • No. Eso ya sería zoofilia. Otro rubro.
  • ¿No nos estaremos yendo a la banquina?
  • Lo que pasa es que nosotras somos muy estructuraditas, muy cuadraditas, de la época en que se llegaba virgen al matrimonio.
  • ¡Tampoco para tanto, che! ¿O acaso no te acordás del “amor libre”?
  • Sí, claro. Pero eso era una muestra de la contracultura, de la Generación Beat, de los hippies, del feminismo. Una actitud anarquista, anti-Establishment. Tenía un valor ideológico más profundo. Esto es el disfrute por el disfrute mismo.
  • ¿Y qué tiene de malo? Me parece que nos da envidia que ahora se disfrute sin tabúes. Nosotras somos hijas del rigor, los prejuicios, los mandatos. El esfuerzo y el sacrificio ante todo.
  • Okey. Pero ahora se fueron al otro extremo. Cero límites. Cero autoridad. Nada de esfuerzo ni de sacrificio. Nada de paciencia. Todo fácil y ya.
  • ¿Lo de pansexual no tendrá que ver con el síndrome de Peter Pan?  Inmadurez y narcisimo crónicos, hedonismo, miedo al compromiso, egocentrismo exacerbado, baja tolerancia a la frustración, idealización de la juventud …
  • ¡Pará, Freud!  ¡Bajá un cambio!
  • No fue Freud sino el Dr Dan Kiley, en su libro: “El síndrome de Peter Pan, la persona que nunca crece”. El mal de la época.
  • Hablando de gente que se resiste al paso del tiempo, ¿me pueden explicar que se hizo Moria en la cara? Tiene los pómulos a la altura de las sienes.
  • El otro día la ví chuponeándoselo a Dente.
  • ¿Cómo? ¿No era que vos jamás mirabas a Tinelli?
  • Bueno … haciendo zapping …
  • ¡Sí, claro! Esto es como cuando la gente decía que no lo había votado nunca al “yiojano patiyudo”, y ganó por goleada.
  • También se lo chuponeó Nacha, la pacifista meditadora vegetariana, que maltrata y humilla a los participantes.
  • ¡Cómo le coparon el programa al Cuervo los despedidos de La Salamandra!
  • Rial dijo que eran barrabravas, no trabajadores.
  • ¿Y vos le crees?  Hay que ver por qué lo dice, qué amigo está cubriendo.
  • Estos no serán “pansexuales”, sino más bien “pan-queques”. ¡Chin, chin!